sábado, 15 de diciembre de 2012

Día 49 (14/12)

La jornada continuó con la misma tónica de la anterior, aunqnue con la significativa ausencia del profesor Freeland, que el día anterior, tras su pretensión de exigir a las querellas que le "garanticemos su seguridad" el día de la sentencia, fue duramente amonestado por el tribunal: “Lo bueno de que el juicio esté siendo grabado es que quienes hablan tendrán que responder civil, patrimonial o penalmente por lo que dicen”. En concordancia con eso, hoy fue rechazado el pedido de incorporar las fotos y videos del miércoles pasado en la casa de la provincia de Tucumán, y, sobre el pedido de garantías, se lo rechazó, con costas.

Seguimos con los peritos, empezando con los médicos forenses, como la Dra. Silvia Palomero, que hizo los informes sobre las heridas de Elsa Rodríguez, Nelson Aguirre y Ariel Pintos. Fue contundente en cuanto a que el disparo en la cabeza puso en peligro la vida de Elsa, y describió las heridas de bala de Nelson y Ariel. Luegom vino el Dr. Oscar Agustín Losetti, quien realizara la autopsia de Mariano Ferreyra. Describió, además de la herida que lo mató, la lesión preexistente en una pierna, seguramente producto de los piedrazos en las inmediaciones del puente. Con absoluta claridad, describió la trayectoria interna del disparo, que atravesó la unión intercostal, compuesta de hueso y cartílago duro ("no como el de la oreja", explicó) que explica algunas de las deformaciones de la bala.

Los últimos fueron los peritos balísticos de gendarmería Gonzalo Bruno Díaz y Mario Rojas. El primero constató las deformaciones de la bala obtenida del cuerpo de Mariano, y aseveró la existencia de un roce en el camino de la boca de fuego al cuerpo de Mariano, de tipo tangencial, es decir, paralelo a la trayectoria original. Rojas explicó cómo descartó que se produjera un rebote contra una pared, y, en cambio, habló del "efecto dedazo", propio de tiradores sin demasiada experiencia o nerviosos, que, al apretar el gatillo con demasiada fuerza, hacen que en el momento de disparar el arma baje y el tiro salga con una dirección menos directa que la que se propone su autor.

Rojas volvió a certificar que la bala que mató a Mariano y la que hirió a Elsa salieron de la misma arma

La defensa oficial de Pipitó anunció que quiere declarar antes de fin de año. Para la semana próxima, están previstos los testimonios de Diego Rojas, periodista que investigó en forma independiente el asesinato y logró entrevistar a Pedraza antes de su detención  el ex directivo de la UF, Germán Aguirre, entrevistado recientemente en Perfil por el propio Rojas, y Humberto Martínez, hombre de Pedraza.