viernes, 23 de noviembre de 2012

Día 43 - Emblemática audiencia de la Triple Alianza Antiobrera (22/11)

Pocas veces queda expuesta la otra cara del crímen. Esta jornada se caracterizó por reunir en una sola audiencia la estructura del crimen: la venia policial, el pacto empresario-sindical y el sello y firma de las más altas esferas del gobierno.
En ese orden se presentaron, desde la puerilidad de un policía con la cabeza formateada para salvar a sus jefes, pasando luego por los favores que se prestaban entre directivos de la UGOFE y el Gallego Fernández, hasta el broche descarado de un alto funcionario del gobierno que pretendió darle una mano a Pedraza amparándose en su derecho a negarse a declarar por temor a autoincriminarse en la causa Masacre de Once.

"Ahora recuerdo"

No fue el mejor día para el Sargento Claudio César Gutiérrez, al tiempo del crímen a cargo del grupo de Servicios Especiales de PFA que fue convocado a las vías.
El "afirmativo" con el que respondió a las generales de la ley cuando se le preguntó si conocía a los policías imputados, preanunciaba una típica declaración policial: entre la ausencia de memoria y los pocos recuerdos distorsionados.
"No escuché ni vi ninguna pelea entre grupos. No recibí orden alguna. Sólo vi a un grupo que caminaba por la calle lateral y a personal policial sobre las vías"
Insólita declaración de quien precisó insustancialidades: como que llegaron temprano, que estuvieron en la terminal de ómnibus de Avellaneda, que se cambiaban de andenes, y que subrepticiamente, al llegar la orden de desplazarse hacia el Puente Bosch deja de recordar cuestiones esenciales.
Nuestros compañeros abogados no lo interrogaron, pidieron al Tribunal la exhibición del propio video policial dónde se ve a su grupo y por ende al declarante, caminando detrás de la patota ferroviaria en el preciso instante en que comenzaron a tirar de todo desde las vías al grupo que iba por la calle lateral. Pero además y fundamentalmente, se los ve en el instante mismo en que salen entre el grupo agresor como replegándose para retirarse del lugar ... todo en el mismo momento en que la patota consumaba el primer ataque.
La contundencia de las imágenes contrastaba con la palidez del testigo, "ahora recuerdo" dijo entonces para preocupación de los defensores policiales, pues dijo que sus jefes les dieron la orden de ir hacia Constitución justo en ese momento y que "no tuvimos ninguna orden directa de hacer cesar la pedrada, tanto, que al acercarnos sólo algunos pararon de tirar y cuando nos retirábamos volvieron todos a hacerlo".
Clarísima la función de la División Roca de la Policía Federal en cabeza de sus comisarios imputados Ferreyra y Mansilla y entendible también, la preocupación de los abogados defensores.



"- Querido Juan Carlos, los del Comité gerencial de la empresa viven en el miedo permanente...
- Quedate tranquilo Héctor, ahora lo llamo a COTS y le indico que los pongan en caja; si esos no tienen delegados"

(Diálogo en ocasión de un paro de los tercerizados del taller Gutiérrez)

Juan Carlos es el Gallego Fernández, el hombre de Pedraza en el Roca y Héctor, es Héctor Messineo, el gerente de Recursos Humanos de la UGOFE, COTS, uno de los tres capos empresarios. Con esa familiaridad y confianza se trataban los dos responsables directos del ingreso de personal a la planta permanente de la empresa. Y también ésa era la incidencia que Fernández tenía sobre la dirección de la UGOFE y el particular "respeto" que destilaba hacia sus "compañeros" .
Esto se escuchó en la audiencia pues forman parte de dos diálogos telefónicos intervenidos en los primeros días del mes de Enero de 2011, apenas dos meses después del crímen.
Todo el aplomo y la seguridad que el gerente quiso transmitir en la audiencia se vino abajo con el audio que todo los asistentes pudimos apreciar.
"-Los setenta tipos que son nuestros, que vos tenés autorizados, antes que haga ruido los tenés que meter querido Héctor...
- Querido Juan Carlos, quedate tranquilo, ahora tiro todos los de la UF, ahora te los voy a meter" Otra parte del sustancioso diálogo dejando expuesta la manera en que - aún después del crímen- se incorporaban a la planta permanente los tercerizados que manejaban los de la Lista Verde.
Momentos antes, el representante empresarial había intentado acomodar su versión sobre la cuestión laboral en la UGOFE.
Sin proponérselo, dejó mal parados a los otros testigos de la defensa que negaban a los tercerizados su condición de ferroviarios, pues sin titubear dijo que en UGOFE ROCA confluían tres gremios ferroviarios, a saber, Señaleros (señales de tránsito ferroviario), La Fraternidad (conducción de trenes) y Unión Ferroviaria que entre otras tareas "incluye limpieza, desmalezamiento y pintura" precisamente tareas específicas del personal tercerizado.
Justificó el ingreso de tercerizados en el caos que representaba al explotación del Roca en el 2007, aunque después se contradijo pues tercerizados había desde antes. Y dijo también que la UF no quería tercerizados por aquellos años, por eso pactaron por un tiempo "breve" que duró... hasta el crímen de Mariano Ferreyra.
Curiosamente el gerente de RRHH de la empresa ignoraba lo relativo a UNIÓN DEL MERCOSUR, la cooperativa vinculada a Pedraza y Cia. que más tercerizados proveía. Aunque tenía referencias de Castellanos y Matarazzo directivos de la UF que integraban la dirección de esa sociedad. No obstante reconoció que "a planta permanente ingresaban prioritariamente el ochenta u ochenta y cinco por ciento de los postulados por los gremios mientras que el resto era para responder a pedidos de intendencias, diputados o recomendaciones de la propia Secretaría de Transporte" . Reconoció que Juan Carlos Pérez, otro patotero imputado, ingresó de este modo en Enero del 2010 y a Planta Permanente.
Llamó la atención que quien se ocupaba de las relaciones humanas en el trabajo "no estaba enterado de las condiciones de los tercerizados, aunque sí se ocupaba de las cuestiones de seguridad e higiene" curiosamente dos cuestiones que formaban parte de los reiterados reclamos de esos trabajadores. No registró reclamos de la UF por esas condiciones de trabajo.
Dijo que al personal se lo autorizó a salir sólo a tres actos kirchneristas: "a la 9 de Julio con Moyano, a Huracán y a Ríver en apoyo de la presidenta mientras que el 20 de Octubre de 2010, hubo abandono de los puestos de trabajo sin expresar los motivos y por eso les descontamos..." Recordemos que gerentes de la empresa como Hourcade de Transporte, asistieron a la patota ese día. El cuento del descuento no funciona para desligarse.
Contó que cuando se arribaba a un acuerdo de tipo paritario, se firmaba un acuerdo con Fernández y Karina Benemérito (la testigo que debió estar sentada en el juicio, pero en otro carácter) y que las más importantes las suscribía el propio Pedraza. Una de ellas dice en relación a los tercerizados: "Sin perder de vista que estos trabajadores no revisten el carácter de trabajadores ferroviarios". El acta con semejante definición no fue ni objetada ni discutida por el máximo sindicalista imputado.

Las escuchas refieren que Messineo y Fernández se confesaron con graves problemas de sueño por aquellos días : "Querés que te diga que dormí treinta horas por lo vivido el Viernes..." dijo el primero, el otro respondió "Y yo, hace tres semanas que no puedo dormir" . Aconsejamos a ambos, no dejar las pastillas.

Juan Pablo SCHIAVI: "Analizamos si incorporando a los tercerizados el estado no se compraba un juicio..."

Fue más económico cargarse a Mariano Ferreyra, parece ser la respuesta a la descarada afirmación de quien era el Secretario de Transporte del gobierno nacional, quien fue convocado a declarar justo cuando se cumplían nueve meses de la Masacre de Once, que lo tiene como uno de sus responsables directos.
Usó esa causa - dónde se halla procesado- para escudarse en la posible autoinicriminación y evitar así responder sobre aspectos centrales del negocio ferroviario. "Lo de los subsidios y autorizaciones de giros no lo contesto por no autoincriminarme" fueron sus palabras mientras dudaba "aquí soy testigo ¿no?"
Es cierto que los tercerizados cobraban mucho menos por la misma tarea que realizaban los de planta permanente,reconoció y "como soy peronista, no puedo admitir eso" Esta afirmación identitaria la soltó poco antes de reconocer que "quienes planteaban el ingreso a Planta Permanente eran organizaciones que estaban por afuera de la U.F",  en clara alusión a agrupaciones que nada tienen que ver con su filiación ideológica.
"Lo que ocurrió es que los tiempos de los trabajadores son diferentes a los de la burocracia estatal" siguió en la línea de desviar el tema de la tercerización que llamó "proceso más que palabra y por ello no es ilegítima ni debe ser descalificada" .
Sobre los hechos vinculados al crímen de Mariano Ferreyra, dijo que se enteró el día anterior del corte de vías por boca del propio Pedraza y que dispuso las medidas del protocolo (avisar a policía, etc.). El 20 de Octubre concurrió a la UF por el congreso de Latin Rieles y ahí volvió a hablar con Pedraza sobre los sucesos. Lo hizo por la mañana, dando cuenta así que Pedraza ya estaba al tanto de lo que vendría.
Se enteró del crímen pasado el mediodía cuando ya estaba en el Museo Casa Roca en una reunión con gente del Banco Mundial.
Preguntado específicamente por quién daba las órdenes ese día en su Secretaría, dijo que él era el responsable, aunque no dio ninguna orden ese día. Se contradijo con su segunda, la Doctora Cavaza que declaró en este mismo juicio que por indicaciones que él (Schiavi) le dió desde su teléfono personal debía comunicarse con Fernández... y vaya si esta secretaria lo hizo en 5 oportunidades.
Quiso ayudar a Pedraza al decir que volvió a hablar con él y que lo encontró dolido. "Callate payaso" dijo alguien entre el público.

Una afirmación interesante sobre los tercerizados: "la posterior incorporación a Planta Permanente, reveló que el aumento de personal a cargo no significaba un aumento de costos" dijo el hasta hace unos meses, principal responsable del área.
¿Qué es entonces lo que explica el fenómeno de la tercerización laboral en el Roca?
Nada menos que el motivo del crímen, es decir, la contraprestación a Pedraza y Cia. por mantener disciplinados a los trabajadores.
UGOFE presta el servicio con subsidios y fideicomisos del Estado. La UF mantiene disciplinado al personal a cambio del negocio de la Cooperativa de Tercerizados Unión del Mercosur y el estado tras la máscara del "servicio esencial para la población" es quien legitima.
Los tercerizados amenazaban la paz de la TRIPLE ALIANZA ANTIOBRERA, un par de balas los aleccionaría.