martes, 23 de octubre de 2012

Día 30 - La tercerización como política (22/10)

“La policía les abrió el paso, sacaron a los dos móviles de la posición de vallado en la que estaban y se nos vinieron encima con todo”.

Diego Cardias, ex tercerizado, es testigo protegido. Bajo algunas medidas de seguridad, declaró lo ocurrido el 20 de octubre de 2010 en sintonía con todos los que se movilizaron. "Nuestro reclamo era el pase a planta permanente, los medios legales no dieron resultado y por eso la protesta que incluyó un acto en la Estación Constitución en el mes de septiembre en el que la patota nos vino a agredir”.

Por entonces, Cardias era un despedido del Roca, tercerizado de la empresa CONFER para el mantenimiento de vías. Cobraba $2.200 por un trabajo que, en planta permanente, pagaban $6.500. El 20 de octubre, cerca de las 9.30, ya al pasar por Escalada vio a Pablo Díaz reclutando gente, para verlo más tarde en Avellaneda hablando permanentemente por su Nextel. Cuando los tercerizados decidieron caminar y no cortar, vio en la comisaría de Avellaneda al hijo del subsecretario Antonio Luna junto al comisario y al jefe de calle y los increpó por la amenazante presencia de hombres uniformados y de civil: "¿Por qué hacen esto en vez de darnos trabajo?", les dijo, mientras Luna se escondía en la seccional.

Relató los incidentes en el Puente Bosch, dijo que llovían piedras y que ahí la infantería de la bonaerense disparó sobre ellos. Después vio a los dos patrulleros de la federal sobre Luján como en un vallado, justo cuando con todos sus compañeros se retiraban hacia Vélez Sarsfield, a unas cuatro cuadras de las vías. Tras la asamblea, dio un reportaje a C5N y, en ese momento, observó que la patota bajó de las vías. "La policía les abrió el paso, sacaron a los dos móviles de la posición de vallado en la que estaban y se nos vinieron encima con todo", afirmó.

Respondieron como pudieron a la agresión, hicieron un cordón ayudados por palos y algunas gomeras. Vio a los imputados González y Sánchez encabezando la corrida y, al primero de ellos, lo vio disparar desde la vereda. También vio a otro tirador en el medio de la calle. Vio a Mariano cruzar y caer. Escuchó varios disparos: "fue como una ráfaga", graficó. Después, vio cómo el grupo asesino volvió sobre sus pasos y "pasaron por la policía y ni los detuvieron ni nada".

Supo en el lugar de los otros heridos. Dijo que por temor y haber estado amenazado, hubo cosas que no se animó a decir en la instrucción. La defensa de Sánchez hizo un planteo confuso buscando el falso testimonio, pero que en verdad intenta restar mérito a la presencia de su pupilo usando el arma que, en otras oportunidades, otros testigos ya dijeron que le vieron esgrimir.

"Mandé un correo a mis superiores dónde informaba que iban a un corte de vías"

Carolina Carsetti era la Secretaria Administrativa de UGOFE en los Talleres de Escalada. Contó que el 20 de octubre de 2010 recibió a los delegados con un listado de gente que se retiraba a un corte de vías, “eran muchos” y manuscrito, cuando generalmente la información llega de sus superiores. Pero ese día, justo ese día, ellos no estaban.

"Entrevisté a Favale en septiembre u octubre de 2010 para su ingreso al ferrocarril"

Margarita Bertín es Licenciada en Relaciones Humanas de la UGOFE. Selecciona al personal mediante un mecanismo que incluye una entrevista y su derivación al área para el cual el candidato presenta un potencial adecuado. A Favale lo recibió a propuesta de la U.F.

Reconoció que el día 19 de octubre de 2010 mandó a Favale a una entrevista con Material Rodante, donde lo rechazaron, lo que no impedía su ingreso a otra sección. Y dijo también no recordaba pases de tercerizados a planta permanente antes de octubre de 2010.

"Al día siguiente, los delegados de la UF. hicieron asamblea en el comedor para calmar a la gente"

Juan Casarino es jefe de taller en Escalada. Recordó haber entrevistado a Favale el día anterior al crimen y que lo informó como no apto para el sector. Supo que sus empleados irían al corte, de boca de los delegados de la UF. “Nadie controlaba nada, los delegados de UF indicaban que debían irse y se iban”. En los talleres trabajaban cerca de 300 personas y ese día se fueron muchos. Recordó que por la tarde de ese mismo 20 de octubre los mismos delegados que volvieron de Avellaneda le indicaron que hubo problemas y un muerto. Al día siguiente la gente estaba alterada, fue cuando Aldo Amuchástegui y otro delegado "hicieron la asamblea para calmar a la gente".

"4 millones de fideigerenciamiento, más el 6% del subsidio de 66 millones, más las utilidades de la explotación por mes".

Cuando Oscar Alberto Cess, gerente de Contratos Privados de UGOFE dio los números de la ganancia neta de las empresas ferroviarias en el Roca, en la sala sobrevolaron las razones del crimen de Mariano.

Las completó con un dato revelador: “la tercerización era una política de la empresa que contó con el consentimiento de la Unión Ferroviaria, ya que el gremio nunca se opuso a este proceso, apenas hubo un par de actas que algo dicen al respecto". Era un testigo aportado por la ¿defensa? del Gallego Fernández, poco a poco revelado como el hombre de Pedraza en el Roca.

Y una perlita del negociado del capital a través del estado: para la concesión y los concursos de precios no responden a norma o convención alguna, es la empresa quien dice cómo va a operar, con eso alcanza.

"Nosotros le preguntábamos a Fernández si se podía pasar a planta permanente y éste INMEDIATAMENTE nos decía que NO".

No es la declaración de un tercerizado movilizado. Es la de Hugo Alberto Cisneros, tercerizado de Ecocred, traído al juicio por la defensa del gallego Fernández para darle una manito. Entró a la empresa por favor de Fernández en 2007 como maestranza y pertenecía a ese sindicato. Como el resto de los tercerizados, no estaba convencionado con la UF.

Por más esfuerzos que hizo la defensa que lo trajo, queriendo que diga que había otros intereses y métodos violentos en los movilizados, sólo dijo que "no coincidía con la metodología de los tercerizados movilizados por temor a la represión policial”, pero que "nunca recibí amenaza de esta gente que pensaba distinto pero planteaban lo mismo, es decir, mejoras salariales y laborales".

Reveló que Favale había trabajado en Ecocred, sin precisar si lo hizo del mismo modo que él. Reconoció que fue a un programa de TV armado por Fernández y que éste pudo haberle sugerido qué decir. Finalmente dijo lo que nunca hubiera querido escuchar la defensa que lo propuso como testigo: "Fernández nunca propuso alternativas para ingresar en planta permanente, lo que hubiera significado mejor convenio y estabilidad, cuando le preguntábamos por eso, inmediatamente nos respondía QUE NO SE PODÍA."

Con amigos así...

Con la prórroga por seis meses más de la prisión preventiva de los detenidos hace exactamente dos años, finalizó la jornada caracterizada por el duro revés sufrido en la estrategia defensista del Gallego Fernández, el hombre de Pedraza en el Roca.