lunes, 10 de septiembre de 2012

Día 14 - La relación entre la policía y UGOFE (10/9)

La jornada tuvo en la declaración del Comisario Mayor (R) Innamoratto, al tiempo del crimen, Jefe Director General de Seguridad e Investigación en el Transporte de la Policía Federal, la confirmación de la valiosa contribución que la Institución le brindó a la patota y a la patronal.

"Yo conformé el servicio sobre las vías de acuerdo a lo que ordenó la Dirección General de Operaciones. Constaba de una unidad completa, es decir, una Brigada, un grupo de combate y oficiales superiores. Los comisarios Mansilla y Ferreyra, eran los fiscalizadores generales sobre las vías. Todo ese despliegue para evitar el enfrentamiento. Para interponerse entre los dos bandos en caso de agresiones ya que por primera vez la gente de la Unión Ferroviaria se instalaba en las vías para impedir el reclamo de los trabajadores tercerizados. Nunca antes, en ningún otro corte convocado por los trabajadores, habían estado los del Sindicato. Nunca antes, en ninguno de los numerosos cortes hubo incidentes".

Lo que intentó revestirse de un cumplimiento rutinario de funciones en caso de una manifestación ferroviaria, en verdad, pone al descubierto el rol determinante que la Policía Federal cumplió aquel 20 de Octubre. Porque supo siempre - y con suficiente antelación- que la patota iría al encuentro de los trabajadores. Porque llegado el momento, desplegó un operativo para guardar apariencias, pero que en verdad sirvió para habilitar la caza de los compañeros , garantizando impunidad a sus cazadores.

"Los jefes del operativo van manejando la situación, ordenan líneas para que no lleguen a enfrentarse y otras medidas preventivas. Fue el comisario Mansilla -uno de los jefes a cargo- quien pasado el mediodía, informó que en principio los hombres de Pedraza bajaron a las calles, pero que al rato regresaron a las vías y se dispersaron pacíficamente sin novedades" siguió contando el retirado Comisario.
Los compañeros fueron atacados con varias armas de fuego, precisamente en esa bajada que el policía pretende mostrar como subrepticia. Lo cierto es que la patota fue, mató y regresó en las propias narices de la fuerza que desplegó una unidad completa para evitarlo.
Cada vez queda más clara la participación policial en el crimen, cada vez más evidente el rol en el plan común.

Esa impresión cerró definitivamente cuando el mismo policía dijo: "Sí , es cierto, hay una relación directa entre los jefes del operativo y el gerente de seguridad de la empresa, que en el Roca es un señor de apellido Vitale"
La empresa es UGOFE, inventada desde el gobierno K, con participación de empresarios amigos, algunos de ellos de extracción sindical, todos unidos triunfando tras un negocio de varios millones de pesos.

Se pidió contestación a la fiscalía y a las querellas respecto de un nuevo pedido de nulidad planteado por las defensas, ésta vez respecto de la declaración del testigo protegido Benítez, cuya validez la defensa descalificó llamándola "la declaración del testigo disfrazado" y alegando que se violó así el debido proceso, por encontrarse impedida de ver sus gestos faciales al prestar declaración. Los compañeros Ismael Jalil (CORREPI) y Claudia Ferrero (APEL) al contestar a ese planteo recordaron que es precisamente por faltar a la protección de los testigos que en apenas unos pocos días se cumplen 6 años de la desaparición del compañero Jorge Julio López.