viernes, 3 de agosto de 2012

"Cayó defendiendo los derechos de los trabajadores y enfrentando a la Triple Alianza Antiobrera"

En el marco de la lucha de los trabajadores del ferrocarril Roca por el pase a planta permanente de los tercerizados, el 20 de octubre de 2010, se puso en marcha un operativo represivo que dejó como saldo varios compañeros heridos y se cobró la vida de Mariano Ferreyra. 
Esa lucha, que surgió de las bases, buscaba denunciar el sistema de contratos basura por medio del cual los trabajadores reciben sueldos inferiores a los ya mezquinos salarios que pacta la burocracia sindical. 

Diferentes organizaciones apoyaban la medida de fuerza impulsada por los ferroviarios, cuando la patota reclutada por la UGOFE y la Unión Ferroviaria se hizo presente para poner freno a la justa lucha que ponía en peligro sus intereses. 
En vez de defender los derechos de los trabajadores, los dirigentes de la UF lucran con el trabajo ajeno. Son dueños de varias de las tercerizadoras que prestan personal en el Roca y empresarios ellos mismos. La organización independiente de los trabajadores afecta sus intereses comunes con la patronal y el gobierno. 
Las direcciones burocráticas de los gremios son un freno para la movilización de las bases. Cuando, naturalmente, en una Argentina en donde el sueldo de un laburante no alcanza a cubrir los gastos básicos para subsistir, surgen las luchas en forma independiente del gobierno, la patronal y la burocracia, esta última toma el rol de castigador y disciplinador. 

El gobierno kirchnerista, protector de los intereses de los poderosos, también jugó un rol clave. Primero poniendo a la policía al servicio de la patota, abriéndoles paso e impidiendo el repliegue de los manifestantes. En segundo lugar, caracterizando el ataque como un enfrentamiento entre dos bandos, y, más tarde, defendiendo en la causa, desde el ministerio de Garré, a los policías involucrados en el operativo criminal. 

Esto no puede sorprender, dado que el kirchnerismo, autoproclamado como “el gobierno de los DDHH”, es dueño de un interminable prontuario en materia represiva. 

Parte de ese haber es la larga lista de procesados por luchar, que pisa los 6.000 compañeros; el asesinato en movilizaciones populares de 17 de los 66 compañeros caídos desde 1995; el récord desde 1983 en cantidad total de presos políticos y más de 1.900 asesinados por el gatillo fácil y la tortura, en comisarías y cárceles, sobre un total de 3.500 desde 1983. También es el gobierno que militariza pueblos y barrios, e impulsó ocho leyes antiterroristas, demandadas por el imperialismo, además del responsable del habitual trabajo de infiltración e inteligencia que de antaño conocíamos y quedó al descubierto con el “Proyecto X”. 
Mariano Ferreyra, que no era tercerizado ni ferroviario, hizo carne la unión obrero-estudiantil, indispensable en la profundización de la lucha de nuestro pueblo. Cayó defendiendo los derechos de los trabajadores y enfrentando a la triple alianza antiobrera. 

Desde su asesinato, diversos episodios demostraron que están dispuestos a cualquier cosa para garantizar la impunidad de los responsables. Coimas a los miembros de la Cámara de Casación; un perito de parte que agarró a golpes la bala extraída del cuerpo de Mariano para alterar la prueba; hubo infinidad de "chicanas" para dilatar el inicio del juicio. 
Pero también la movilización popular ha hecho lo suyo. La presión ejercida por los sectores populares, desde el mismo día del crimen hasta la fecha, logró que los dos principales líderes de la UF, José Pedraza y el "Gallego" Fernández, esperen el juicio en prisión. Se logró que los policías sean juzgados en la misma causa que los burócratas, como partícipes del plan criminal, y no en una causa separada, como pretendía la justicia en un principio; y que no sean defendidos por abogados del Estado, como naturalmente dispuso el gobierno. 

Llegamos al juicio con el orgullo de saber que no hemos dejado de luchar. 
Desde CORREPI no confiamos en el Poder Judicial, creemos que sólo va a haber justicia si hay lucha. Es por eso que convocamos a apoyar el juicio con la movilización popular en la puerta de Comodoro Py. 



¡Basta de represión a los que luchan!
¡Cárcel a los culpables del asesinato de Mariano Ferreyra y del ataque a sus compañeros!
Contra la represión ¡ORGANIZACIÓN Y LUCHA!

CORREPI
Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional